Asociación de Empresas Gestoras de Residuos de la Construcción y Demolición de Castilla y León

La Asociación de Gestores de Residuos de Construcción y Demolición de Castilla y León (AGERDCYL) nació en febrero de 2013 con un firme y claro propósito: impulsar la creación y el desarrollo del sector. Con esta finalidad fija cuatro objetivos que determinarán su línea de actuación en Castilla y León:

1. Fomentar la innovación de los procesos y la calidad de los áridos reciclados.

2. Colaborar con las administraciones públicas en la elaboración e implementación de políticas sostenibles de gestión de residuos.

3. Denunciar las malas prácticas realizadas en vertederos ilegales.

4. Divulgar las cualidades y usos de los áridos reciclados, así como dar a conocer a la opinión pública las ventajas sociales y medioambientales de este segmento.

AGERDCYL está integrada por un total de 12 empresas gestoras de residuos de construcción y demolición: "AGR", Actividades de Gestión de Residuos (Segovia); Contenedores Iglecar S.L. (Burgos); Resbur U.T.E. (Burgos); Intecma – Alto Carrión S.L.(Villalba de Guardo – Palencia); Reciclaje y Medio Ambiente S.L. (Palencia); Bierzo Recicla S.L. (León); Recinor (Ponferrada – León); Gestión de Residuos Soria; Planta de RCD's Roviña S.L. (San Cristóbal de Entreviñas – Zamora); Recso (Valladolid); Planta de RCD's Estejosan S.L. (Zamora) y 7 Hermanos Manolo S.L. (Quintanilla de las Torres - Palencia). AGERDCYL, además, forma parte de la Federación Española de Asociaciones (autonómicas) de Empresas de Valorización de Residuos de Construcción y Demolición, FEAEV-RCD.

Para la Asociación de Gestores de Residuos de Construcción y Demolición es vital que el uso de áridos reciclados no se quede en una mera anécdota, que las administraciones regulen y promuevan su uso, que se ponga coto (mediante inspecciones y multas ejemplificadoras) a quienes realizan una gestión irregular y que generan una competencia desleal mala para el sector y para el medio ambiente.

La gestión y reciclaje de los RCD's. Una cuestión actual

Por todos es conocido el elevado índice de actividad alcanzado en los últimos años por el sector de la construcción en España, provocando un auge extraordinario en la generación de residuos procedentes tanto de las edificaciones de nueva planta como de la demolición de inmuebles antiguos, sin olvidar los derivados de pequeñas obras de reforma. Dichos residuos son los que constituyen la categoría denominada como residuos de construcción y demolición1, cuyo tratamiento resulta todavía insatisfactorio en la mayor parte de los casos.

La insuficiente prevención a la hora de generar estos residuos en origen, unida al escaso reciclado de los que se producen provoca un grave problema ambiental, como el que se deriva de la contaminación de suelos y acuíferos en vertederos incontrolados, del deterioro paisajístico y de la eliminación de estos residuos sin aprovechar sus recursos valorizables.

En España se generan cada año entre 30 y 40 millones de toneladas de RCD que, en cumplimiento de la legislación vigente en materia de medio ambiente tanto en Europa como en España y cada una de las Comunidades Autónomas, esperan ser reciclados para reconvertirse en materiales de construcción. Según los datos, la generación de RCD en España ha crecido de 2000 a 2005 a un ritmo medio del 8,7% anual.

La producción media de RCD por habitante y año, según los datos, se puede estimar en 790 kilos. Dicha cifra muestra importantes variaciones según la zona geográfica y la situación económica con un máximo de 1.666 kg/hab.año en Castilla-La Mancha y un mínimo de 145 kg/hab.año en la ciudad de Ceuta. Así, mientras en la comunidad castellano-manchega, La Rioja, Murcia y Comunidad Valenciana se superan los 1.000 kg/hab.año, en el caso de Castilla y León la generación de RCD es de 458 kg/hab.año, siendo las toneladas de RCD en 2005 de 1.151.025. Respecto a la producción de residuos de construcción y demolición, en Europa (UE-15) se generan 180 millones de residuos cada año, lo que supone 480 kg/habitante y año.

La transformación de los residuos

El 90% de los RCD puede valorizarse. De ellos, un 75% se consigue transformar en áridos reciclados mientras que el resto logra ser recuperado por gestores especializados y clasificado como metales, maderas, plásticos o papel-cartón.

La fabricación y comercialización de materiales y áridos reciclados constituye el objetivo básico de la gestión medioambiental de los RCD. El porcentaje de reciclaje como áridos es el indicador que muestra el nivel de maduración del sector del reciclaje, así como la eficiencia del conjunto del sector de la construcción: recuperar una parte de los recursos naturales no renovables que consume.

info@agerdcyl.com
Calle Vitoria, 17 - Planta 4ª - Puerta 406 - CP:09004 Burgos